Un Dolç Univers

Loafs y Bundt Cakes: consejos y tips.

Hace tiempo que prometí que publicaría un post con trucos, consejos y en definitiva lo que yo he aprendido a lo largo de mi andadura reposteril a la hora de preparar Bundt Cakes y Loaf Cakes y aquí está por fin. Estos dos tipos de bizcochos ocupan un lugar especial en mi blog y en mi cocina. Existen actualmente infinidad de blogs nacionales e internacionales con recetas de ambos postres, pero mi interés empezó a ir en aumento cuando descubrí el blog The Food Librarian . Su autora, Mary, se define a sí misma como una bibliotecaria durante el día y una cocinera noctura así que me identifico bastante con ella por eso de que su profesión principal también está lejos de los fogones. Sus recetas son geniales y la variedad de Bundts que tiene es increíble. Totalmente recomendable.

Quizá alguien se esté preguntando el motivo por el que me gustan los Loafs y Bundts. Desde que los descubrí os podría enumerar bastantes razones. Los Loafs tienen forma alargada ( loaf= barra), son compactos y muchas veces no precisan de ningún tipo de frosting para estar sublimes (de hecho a veces sin ningún frosting están aún mejor). Son muy aprovechables. Cortados en rebanadas individuales y envueltos en film en la nevera aguantan durante 4-5 días esponjosos y sin desmigarse. Incluso si endurecieran,  se pueden colocar las rebanadas en una tostadora y tomarlas bien crujientes. Además son bizcochos relativamente pequeños y compactos, y por lo tanto de fácil transporte para llevar como regalo o para cualquier ocasión.

En cuando al Bundt, cuando empecé a preparar este rico postre empecé a interesarme por su historia. Curiosamente, el origen del Bundt Cake se remonta a Europa y no sólo a EEUU como pensé inicialmente. En algunos países del norte de Europa como Alemania o Polonia existe un bizcocho hecho a base de almendras y frutas llamado Gugelhupf o Bundkuchen [ kuchen=cake; de bund no se conoce exactamente su significado]. En 1950 H.David Dalquist (cofundador de la compañía americana Nordic Ware) recibió el encargo de preparar una versión moderna del molde de acero para preparar Gugelhupf. Para registrar la marca añadieron una “t” al término Bund [de Bundkuchen]. Inicialmente la producción de moldes fue escueta y no tuvieron mucho éxito. En el año 1966 la estadounidense Ella Rita Helfrich quedó en el segundo puesto del concurso anual de cocina de Pillsbury (todavía en vigor) al preparar un delicioso Bundt Cake de chocolate. Esto llenó de popularidad el famoso el molde de Bundt y actualmente se estima que las ventas mundiales de moldes de Bundt Cake superan los 60 millones de unidades. Incluso ya existe en EEUU el día Nacional del Bundt Cake, que es el 15 de Noviembre.

Para mí hornear Bundts son todo ventajas… horneado uniforme, fácil, un aspecto espectacular que ni siquiera requiere de frosting e incluso las marcas del bizcocho que aporta el molde sirven como guía para conseguir rebanadas uniformes y perfectas.

Ahora sí ya os dejo con los “secretos”, tips y consejos importantes  que considero esenciales a la hora de hornear Bundts y Loafs. En definitiva: lo que yo he aprendido.

 

1. Moldes

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 18.56.45

Existen moldes de Loaf de diferentes tamaños. El que yo uso habitualmente tiene un tamaño de 23×13 cm (9-inch loaf pan) y aunque no es imprescindible lo recomiendo antiadherente. A pesar de esto siempre lo impregno bien de spray desmoldante o de aceite en oliva en spray. Lo que más uso yo es el spray desmoldante, y si no tengo a mano entonces uso aceite espolvoreado directamente sobre el molde. Esto es mejor que embadurnar con un pincel o brocha de repostería las paredes del molde. Pienso que en spray ponemos la cantidad suficiente y además es muy limpio y práctico.

spray

También es posible – sobretodo si el molde no es antiadherente – usar papel de horno alrededor del molde una vez esté impregnado con spray desmoldante o aceite. Esto favorece que el papel se adhiera a las paredes del molde de cara al desmoldado una vez horneado. A mí no me ha hecho falta nunca usar papel de horno para hacer un Loaf, pero es una opción.

Típicamente un molde de Bundt tiene un orificio central y forma de corona circular. El orificio permite que circule aire a su través durante el horneado, lo cual nos va a permitir que haya más cantidad de masa que toque las paredes del molde, consiguiendo así un horneado mucho más uniforme y un bizcocho más regular que en el caso de hornear un bizcocho en un molde redondo corriente y sin agujero. Si tuviera que recomendar un molde para Bundt sin pensarlo os recomendaría uno de Nordic Ware. No tengo ningún tipo de interés o acuerdo comercial con ellos pero lo de que tienen garantía de por vida no es tontería. Su precioso diseño lleno de aristas, su superficie antiadherente… A mí me tienen del todo enamorada y no los cambio por otros moldes. Existen infinidad de modelos y formas, y especialmente en este caso y debido a la presencia de tantas aristas y recovecos en este tipo de moldes es fundamental impregnar bien el interior del molde con spray desmoldante o aceite, asegurándonos de que esto va a cubrir muy bien el interior para lograr el ansiado desmoldado perfecto. Yo siempre engraso bien el molde antes de hacer nada más. Es decir, enciendo el horno y ya engraso, pues mientras elaboro el bizcocho se va  impregnando mejor la grasa sobre la pared del molde de manera que cuando  coloco la masa, está más seco y el resultado es mejor, almenos es mi impresión personal. Dispongo de distintos tamaños y formas de molde de Bundt, pero ojo que es un vicio y ocupan bastante espacio,además de que no son baratos. Estos moldes se miden en Cups [=tazas].Por ejemplo un molde de 10-15 tazas tendría una capacidad aproximada de 3.5 litros mientras que uno de 6 tazas rondaría los 1.4 litros. La pega es que al ser un producto americano ellos están acostumbrados a trabajar en tazas, pero es cuestión de cambiar de chip. Yo aconsejo tener almenos un molde de 10-12 tazas y a partir de ahí ya depende del bolsillo de cada uno. Uno de los que más me gustan es el modelo Platinum Anniversary (en cualquiera de sus tamaños disponibles) aunque recientemente he comprado el modelo Kugelhopf, que recuerda el molde original de acero del Gugelhupf alemán que comentaba. Estoy deseando estrenarlo pues me encanta la forma.  En realidad cualquiera de ellos no defrauda porque son espectaculares.

2. Otros instrumentos

2.1 Mi Kitchen Aid (KA)

Este utensilio forma una parte esencial en la elaboración de cualquier Bundt o Loaf en mi cocina. Tampoco tengo intereses comerciales con esta marca  pero una amasadora eléctrica mínimamente buena permite que todas las masas tengan una adecuada incorporación de las burbujas de aire, algo muy importante sobretodo al elaborar un Bundt. Os diré que no es totalmente imprescindible una amasadora eléctrica (sea KA u otra marca) pero a no ser que tengais unos bíceps como Hulk, creedme que es una buena inversión para no acabar con  agujetas. La máquina de varillas de toda la vida también nos sirve, aunque evidentemente hay que batir durante bastante más rato.

2.2 Tazas, cucharas medidoras, báscula

Medir los ingredientes de forma exacta es fundamental para triunfar elaborando Loafs, Bundts o cualquier bizcocho en general. Las cucharas y tazas son muy útiles porque todavía en muchas recetas al ser americanas o anglosajonas se trabaja en tazas y no en gramos, así que disponer de un buen juego ( o más de uno preferiblemente) tanto de tazas como de cucharas es fundamental. Con la báscula podremos ir pesando los ingredientes por si en un futuro queremos repetir la receta y tenerla ya adaptada a gramos.

cucharas medidoras

Lo que yo hago es pesar y medir todos los ingredientes antes de empezar a trabajar. Os recomiendo que pincheis aquí si quereis saber como se miden los ingredientes y además encontrareis una serie de tablas de medida y equivalencias que me resultan muy útiles para la conversión de algunas recetas a gramos o ml. Trabajar siempre con tazas es un engorro y estas tablas son de mucha ayuda.

2.3 Espátulas de silicona

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 18.59.37

Son fundamentales a la hora de elaborar tanto Bundts como Loafs. Dado que habitualmente la masa contiene mantequilla y no aceite, es muy frecuente que a pesar de usar una amasadora eléctrica haya restos de mantequilla en los laterales del bol de la amasadora. Si no tenemos esto en cuenta y vertemos la masa directamente al molde y horneamos, obtenedremos un Loaf o Bundt con antiestéticas manchas visibles que corresponden a los pegotes de mantequilla que quedaron sin disolver. Por ello, tener una espátula de silicona a mano es FUNDAMENTAL y probablemente sea el utensilio más económico de todos los que necesitamos pero uno de los utensilios clave. Una vez tengamos la masa lista, directamente en el bol de la amasadora cogeremos nuestra espátula y daremos varias vueltas alrededor de las paredes y el fondo sobretodo, que son las zonas en las que suelen quedar más pegotes de mantequilla sin disolver.

También usaremos las espátulas una vez hayamos pasado la masa al molde, para nivelar la masa de Bundt o Loaf antes de introducir el molde al horno, alisando al máximo la superficie.Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 19.05.00

2.3 Rejillas

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 19.00.37

Para mí son imprescindibles una vez hemos horneado el Loaf o el Bundt. Las rejillas de horneado permiten que el aire circule a través del bizcocho y por tanto que se enfríe antes, de modo que ahorramos tiempo en caso de que queramos congelar el bizcocho. Normalmente una vez horneado transferimos el bizcocho dentro de su molde a una rejilla y en el caso tanto de un Loaf como de un Bundt a los 10 minutos le damos la vuelta para proceder a desmoldar y dejar enfriar completamente. Aconsejo disponer almenos de 2 rejillas, una para dejar reposar el bizcocho con su molde aún caliente y otro para darle la vuelta. En caso de no disponer de rejilla podríamos dejar reposar el bizcocho sobre un plato, pero al no circular el aire a través de su base obtendremos justo en esa zona un bizcocho de consistencia gomosa.   🙁

Por cierto! Para l@s más ansios@s! Recordad que una vez horneado el Loaf o Bundt no podemos meter el cuchillo inmediatamente! En ambos casos hay que dejar que reposen en la rejilla almenos una hora. En caso contrario se resquebrajarán y desmigarán.   🙁

2.4 Cake tester

Los cake tester son una especie de pinchitos habitualmente metálicos que sirven para clavarlos en una masa horneada y decidir si está lista o no: si al pinchar el bizcocho el pincho sale aún húmedo el bizcocho aún no está listo del todo. Si sale seco sí. En este aspecto aconsejo ser prudente y tampoco esperar a que el bizcocho salga totalmente seco, pues corremos el riesgo de que la masa esté demasiado seca, ya que una vez retiremos el Bundt o Loaf del horno aún continuará horneándose unos minutos más.

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 19.01.00

Os diré que aunque tengo un cake tester divino en forma de cupcake que me regaló la inimitable Cristina del blog de Alimenta  y que podeis ver en la foto, lo que me ha funcionado de muerte toda la vida es el palillo o brocheta de bambú. Hace la misma función que el cake tester y me resulta más cómodo para apreciar la humedad en la superficie de la brocheta.

2.5 Bundt Baking Thermometer

La gente de Nordic Ware se supera día a día. Han ideado un termómetro cuya punta cambia de color a rojo intenso cuando el Bundt Cake está hecho. Aunque me defiendo perfectamente con el palillo lo compré para probar y para aquellos a los que les dé pereza errar en el horneado es una opción que también funciona. Simplemente hay que clavar el termómetro en la parte central del Bundt, cerca del tubo central y esperar 5 segundos a ver que color tiene: si la punta pasa de negro a rojo incandescente el Bundt estará listo. Yo compré aquí el susodicho termómetro.

termometro bundt

3. Ingredientes

2.1 Mantequilla sin sal

La mantequilla aporta una textura a Bundts y Loafs que no solemos conseguir con aceite vegetal. Aportan la cantidad de materia grasa adecuada.  Al mezclar la mantequilla con el azúcar durante el amasado, los cristales de azúcar chocan contra la mantequilla y esto permite que se vayan formando las burbujitas de aire que nos permitirán obtener un Bundt esponjoso y de textura ideal.

Como es obvio es preferible usar mantequilla que no tenga sal en nuestras masas, pues el sabor es infinitamente mejor. La mantequilla deberá estar a temperatura ambiente junto con el resto de ingredientes.  Los tiempos para lograr una mantequilla a temperatura ambiente son muy variables. Donde yo vivo  hace un calorazo bastante insoportable y en un plis-plas la mantequilla se pone ambiente en verano. En invierno es diferente, a veces son 2 horas o más. En definitiva lo más importante es la temperatura que haya en la cocina en ese momento. Lo de derretir la mantequilla al microondas no lo aconsejo, pero también os puedo decir que he ido a cursos en talleres de gente reconocida en este sector reposteril y calentaban la mantequilla unos segundos en el micro antes de hornear galletas, por ejemplo. Yo recomiendo dejarla ambiente.

Si al abrir un paquete de mantequilla  sobra lo mejor es envolverla en papel film para evitar que se oxide. Una vez bien envuelta la protejo con papel de aluminio.

2.2 Huevos

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 18.58.44

Si las recetas de Bundt o Loaf no especifican lo contrario los huevos a usar suelen ser de tamaño L. Del mismo modo que ocurre con la mantequilla, deberan estar a temperatura ambiente. Esto es fundamental para lograr la consistencia deseada en nuestro bizcocho. Cuando retiramos los huevos de la nevera van entrando en calor hasta ponerse a temperatura ambiente. Simplificando el proceso, al perder el frío de la nevera empiezan a expandirse, y a mayor expansión más volumen y ligereza aportaremos a nuestra masa.

Por el potencial riesgo de transmitir Salmonella y provocar una infección alimentaria los huevos deberán estar siempre en la nevera retirándolos de la nevera el tiempo necesario para que se pongan a temperatura ambiente antes de hornear. Yo recomiendo usar huevos de la mayor calidad posible, a ser posible de gallinas criadas al aire libre. Pinchando aquí encontrareis un resumen de los diferentes tipos de huevos y calidades.

2.3 Harinas

Las harinas que usaremos las tamizaremos siempre. Por lo tanto deberemos tener a mano un tamizador sí o sí para evitar pegotes de harina en nuestras masas.

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 18.55.54

El tipo de harina a utilizar en la elaboración tanto de Loaf como de Bundts tiene mucha importancia. Aunque en este post no pretendo dar la brasa con los tipos de harina que podemos encontrar, son importantes algunos puntos básicos. La principal diferencia entre los distintos tipos de harina que encontramos en el supermercado es el contenido en proteína de gluten. Resumiendo mucho las harinas con alto contenido en proteína permiten obtener un bizcocho más fuerte. Las harinas con bajo contenido proteico permiten obtener bizcochos con la miga más tierna.

Estas son algunos de los tipos de harinas que podemos encontrar en nuestras recetas de Bundt o Loaf:

  • Harina de todo uso [All-purpose flour]: es la más conocida y la podemos encontrar en cualquier supermercado sin ningún problema. Contiene de un 10 a un 13% de proteína y existen blanqueadas y sin blanquear. Las blanqueadas contienen agentes químicos que las vuelven más claras y además tienen mayor capacidad para soportar las grasas y azúcares de algunas masas. El bizcocho resultante es más tierno. Las harinas de todo uso no blanqueadas son de un tono más crema y algo más densas, con lo que la miga resultante es más fuerte. Pinchando aquí podeis encontrar legislación española donde se explica que no está permitido en nuestro país el blanqueamiento de las harinas.

todo uso

  • Harina de repostería [Cake Flour]: contiene sólo un 6.5-10% de proteína de gluten siendo más refinada que la harina de todo uso. Es un tipo de harina floja o débil que permite obtener bizcochos de textura muy suave y esponjosa. Si no tenemos a mano se puede improvisar harina de repostería casera de forma sencilla, tal y como hacen en el fantástico libro The Cake Book: por cada 115 g de harina de todo uso, retiramos dos cucharadas (tablespoons) y añadimos dos tablespoons de Maizena, mezclamos bien, tamizamos y listo.

allpurpose

  • Harina bizcochona o leudante [Self-rising flour]:  es un preparado de harina floja que lleva incorporada levadura o bicarbonato ( o a veces ambas cosas) con sal. En principio no debe sustituir la harina de todo uso o de repostería  pues erraremos en nuestros resultados. Pinchando aquí podeis encontrar un modo de preparar harina bizcochona si no teneis a mano.

harina bizcochona

  • Harina fina de maíz [Cornstarch]: en España todos la conocemos como Maizena. Aunque esto no deja de ser la marca comercial. La harina que se obtiene del maíz se diferencia principalmente del resto (harinas de trigo, centeno…) en que NO contiene gluten.

maizenaHay que tener en cuenta que la harina de maíz molida finamente permite obtener Maizena pero cuando se muele de forma más gruesa se obtiene harina de maíz [Corn Flour], un tipo de harina muy rico en fibra que se utiliza como ingrediente principal de platos como la Polenta.

maiz

  • Harina integral de trigo [Wholemeal flour]: la harina de trigo integral se obtiene moliendo todo el grano del trigo. Como ninguno de sus componentes se descarta, todas las vitaminas, minerales, fibras y otros importantes nutrientes se conservan en el producto final. Según el método de  producción puede ser harina integral reconstituida, la cual se obtiene por la mezcla de los productos obtenidos de la molienda gradual del grano, o harina de grano entero de trigo, que se obtiene por la molienda completa y directa del grano. También existe la variante de harina integral de trigo bizcochona [wholemeal self-rising flour].  De esta última yo suelo comprar de la marca Harimsa.

integral

Las harinas de fuerza se suelen usar para elaborar panes. Contienen una cantidad de gluten elevada y no son ideales para preparar Loafs o Bundts. Obtenemos buenos panes pero bizcochos demasiado densos, así que no son harinas que vayamos a ver en este tipo de recetas. La harina de la marca Gallo de repostería que podéis ver en la foto de más arriba bajo mi punto de vista tiene una etiqueta confusa, no es la harina de fuerza panificable típica, sinó que es un tipo de harina de repostería o [cake flour]. En definitiva el asunto de las harinas a veces no es sencillo, puesto que en España los fabricantes de harinas no están obligados a poner el tipo de harina que es, ni la composición química de la harina en el paquete como habreis podido comprobar, pero a veces sí ponen la cantidad de proteínas y a partir de esto podremos deducir el tipo de harina o fuerza que contiene.

Lo que recomendaría a la hora de elaborar un Bundt o un Loaf es que una vez incorporada a la masa la harina hay que batir sólo hasta que el último penacho de harina se haya incorporado. El sobrebatido puede alterar la proteína del gluten y que nuestro bizcocho no tenga una consistencia adecuada. Las harinas las conservaremos siempre en un lugar fresco y seco (yo nunca las meto en la nevera, se humedecen y no me gusta nada). Para adaptar a gramos alguna receta inglesa o americana que trabaje en cups (tazas) no hay que olvidarse primero de tamizar la harina y luego enrasarla con una espátula al nivel del cup (taza).

4. Horneado

Habitualmente los tiempos de horneado de un Bundt o de un Loaf son bastante largos, de alrededor de una hora. En el caso de un Bundt suelen ser moldes grandes con bastante cantidad de masa. En el caso de un Loaf son moldes más pequeños y  la masa queda compactada en un volumen pequeño. Esto justifica que necesitemos bastantes minutos para conseguir un buen resultado. Para hornear un Bundt o Loaf en un horno doméstico vamos a necesitar de forma obligatoria un termómetro de horno. Los hay baratitos y sin  ellos las posibilidades de fracasar son altas.

En cuanto al tema del ventilador, para mí no es demasiado importante. En principio lo que hago en un horno sin ventilador es respetar la temperatura de la receta original y voy probando con el calor : primero solo abajo, luego abajo y arriba… vigilando siempre de que no se queme. Cuando falta poco voy mirando y clavando la brocheta ( o cake tester). Lo que nunca hago por norma (como en cualquier otro bizcocho) es abrir la puerta de mi horno antes de que hayan pasado 2/3 partes del tiempo total de horneado.

Una vez apago el horno, retiro INMEDIATAMENTE el Loaf o Bundt de él y dejo que repose en una rejilla. A los 10 minutos desmoldo y ahí dejo que enfríen durante horas. En mi caso particular no hago nada especial para el desmoldado. Es decir le doy la vuelta con cuidado y con ayuda de un paño o un guante ignífugo para no quemarme, pero no realizo ningún tipo de movimiento para despegar  el Bundt o Loaf  del molde. Si engraso el molde como toca, el Loaf o Bundt sale sin problemas.

volteando bundr

 

Cuando empecé a hornear sobretodo Bundts debido a la complejidad y aristas de algunos moldes de Nordic Ware le daba varios meneos al molde justo recién horneado. Con esto sólo lograba que se me rajase el bizcocho y no me quedaba como yo quería.

 

5. Conservación

Habitualmente – y por más que  cueste – lo ideal es meterles el diente tanto a Bundts como a Loafs al día siguiente. La miga se ha asentado mucho mejor y el corte es mucho más limpio, sin contar el sabor que es habitualmente mucho más intenso con el paso de horas, sobretodo cuando en el bizcocho hay cacao en polvo. Como además tengo que hacer fotos para publicar en el Blog me resulta mucho más cómodo esperar un día y así no voy con tantas prisas (pero confieso que a veces por falta de tiempo he tenido que ir por faena el mismo día del horneado).

El método de conservación que mejor me funciona es envolver los trozos de Bundt o Loaf que me van quedando en film transparente, cubriéndolos del todo. Esto evita claramente que la masa quede reseca, algo que ocurre si dejamos el bizcocho descubierto en contacto directo con el aire. En algunos libros muy buenos que tengo y en otros que he consultado en la red al hablar del sistema para conservar este tipo de bizcochos hablan de los “cake keeper”. Son esa especie de cúpulas que se usan para cubrir tartas y hay tanto de cristal como de plástico. Seguro que habreis visto que algunos cake stand en pastelerías tienen encima estas cúpulas para que no vayan moscas, etc al dulce. Lo que he comprobado es que a mí me aparecen burbujas de vapor de agua en el interior y esto me ” ablanda” las masas, así que es algo que no me gusta y no uso por norma.

conservacion

Si voy a tardar días en comerme un Loaf o un Bundt los congelo. Y no hay ningún problema como norma general, dependiendo siempre de ciertos ingredientes y del tiempo que lleve nuestro Bundt o Loaf hecho. Incluso he llegado a congelarlos con frosting y al descongelar estaban como el primer día. Para congelarlos siempre hay que envolverlos lo mejor posible en film transparente, de manera que la miga del bizcocho no esté en contacto directo con el congelador.

Espero que estos tips os sean útiles para hornear Loaf Cakes y Bundts, que le perdais el “miedo”. Y sobretodo que disfruteis tanto como yo  horneando y comiendo estos bizcochos tan sabrosos y habitualmente fáciles de preparar. Para facilitar la búsqueda dejaré esta entrada también dentro de la categoría de “básicos”, como algo útil a la hora de hornear un Bundt o un Loaf y también como conocimiento de cabecera sobre los dintintos tipos de harina que uso, aunque como ya he dicho no era el objetivo de este post. Bueno me voy a apagar el horno que tengo un Loaf en marcha !!

 

Loafs y Bundt Cakes: consejos y tips.

Hace tiempo que prometí que publicaría un post con trucos, consejos y en definitiva lo que yo he aprendido a lo largo de mi andadura reposteril a la hora de preparar Bundt Cakes y Loaf Cakes y aquí está por fin. Estos dos tipos de bizcochos ocupan un lugar especial en mi blog y en mi cocina. Existen actualmente infinidad de blogs nacionales e internacionales con recetas de ambos postres, pero mi interés empezó a ir en aumento cuando descubrí el blog The Food Librarian . Su autora, Mary, se define a sí misma como una bibliotecaria durante el día y una cocinera noctura así que me identifico bastante con ella por eso de que su profesión principal también está lejos de los fogones. Sus recetas son geniales y la variedad de Bundts que tiene es increíble. Totalmente recomendable.

Quizá alguien se esté preguntando el motivo por el que me gustan los Loafs y Bundts. Desde que los descubrí os podría enumerar bastantes razones. Los Loafs tienen forma alargada ( loaf= barra), son compactos y muchas veces no precisan de ningún tipo de frosting para estar sublimes (de hecho a veces sin ningún frosting están aún mejor). Son muy aprovechables. Cortados en rebanadas individuales y envueltos en film en la nevera aguantan durante 4-5 días esponjosos y sin desmigarse. Incluso si endurecieran,  se pueden colocar las rebanadas en una tostadora y tomarlas bien crujientes. Además son bizcochos relativamente pequeños y compactos, y por lo tanto de fácil transporte para llevar como regalo o para cualquier ocasión.

En cuando al Bundt, cuando empecé a preparar este rico postre empecé a interesarme por su historia. Curiosamente, el origen del Bundt Cake se remonta a Europa y no sólo a EEUU como pensé inicialmente. En algunos países del norte de Europa como Alemania o Polonia existe un bizcocho hecho a base de almendras y frutas llamado Gugelhupf o Bundkuchen [ kuchen=cake; de bund no se conoce exactamente su significado]. En 1950 H.David Dalquist (cofundador de la compañía americana Nordic Ware) recibió el encargo de preparar una versión moderna del molde de acero para preparar Gugelhupf. Para registrar la marca añadieron una “t” al término Bund [de Bundkuchen]. Inicialmente la producción de moldes fue escueta y no tuvieron mucho éxito. En el año 1966 la estadounidense Ella Rita Helfrich quedó en el segundo puesto del concurso anual de cocina de Pillsbury (todavía en vigor) al preparar un delicioso Bundt Cake de chocolate. Esto llenó de popularidad el famoso el molde de Bundt y actualmente se estima que las ventas mundiales de moldes de Bundt Cake superan los 60 millones de unidades. Incluso ya existe en EEUU el día Nacional del Bundt Cake, que es el 15 de Noviembre.

Para mí hornear Bundts son todo ventajas… horneado uniforme, fácil, un aspecto espectacular que ni siquiera requiere de frosting e incluso las marcas del bizcocho que aporta el molde sirven como guía para conseguir rebanadas uniformes y perfectas.

Ahora sí ya os dejo con los “secretos”, tips y consejos importantes  que considero esenciales a la hora de hornear Bundts y Loafs. En definitiva: lo que yo he aprendido.

 

1. Moldes

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 18.56.45

Existen moldes de Loaf de diferentes tamaños. El que yo uso habitualmente tiene un tamaño de 23×13 cm (9-inch loaf pan) y aunque no es imprescindible lo recomiendo antiadherente. A pesar de esto siempre lo impregno bien de spray desmoldante o de aceite en oliva en spray. Lo que más uso yo es el spray desmoldante, y si no tengo a mano entonces uso aceite espolvoreado directamente sobre el molde. Esto es mejor que embadurnar con un pincel o brocha de repostería las paredes del molde. Pienso que en spray ponemos la cantidad suficiente y además es muy limpio y práctico.

spray

También es posible – sobretodo si el molde no es antiadherente – usar papel de horno alrededor del molde una vez esté impregnado con spray desmoldante o aceite. Esto favorece que el papel se adhiera a las paredes del molde de cara al desmoldado una vez horneado. A mí no me ha hecho falta nunca usar papel de horno para hacer un Loaf, pero es una opción.

Típicamente un molde de Bundt tiene un orificio central y forma de corona circular. El orificio permite que circule aire a su través durante el horneado, lo cual nos va a permitir que haya más cantidad de masa que toque las paredes del molde, consiguiendo así un horneado mucho más uniforme y un bizcocho más regular que en el caso de hornear un bizcocho en un molde redondo corriente y sin agujero. Si tuviera que recomendar un molde para Bundt sin pensarlo os recomendaría uno de Nordic Ware. No tengo ningún tipo de interés o acuerdo comercial con ellos pero lo de que tienen garantía de por vida no es tontería. Su precioso diseño lleno de aristas, su superficie antiadherente… A mí me tienen del todo enamorada y no los cambio por otros moldes. Existen infinidad de modelos y formas, y especialmente en este caso y debido a la presencia de tantas aristas y recovecos en este tipo de moldes es fundamental impregnar bien el interior del molde con spray desmoldante o aceite, asegurándonos de que esto va a cubrir muy bien el interior para lograr el ansiado desmoldado perfecto. Yo siempre engraso bien el molde antes de hacer nada más. Es decir, enciendo el horno y ya engraso, pues mientras elaboro el bizcocho se va  impregnando mejor la grasa sobre la pared del molde de manera que cuando  coloco la masa, está más seco y el resultado es mejor, almenos es mi impresión personal. Dispongo de distintos tamaños y formas de molde de Bundt, pero ojo que es un vicio y ocupan bastante espacio,además de que no son baratos. Estos moldes se miden en Cups [=tazas].Por ejemplo un molde de 10-15 tazas tendría una capacidad aproximada de 3.5 litros mientras que uno de 6 tazas rondaría los 1.4 litros. La pega es que al ser un producto americano ellos están acostumbrados a trabajar en tazas, pero es cuestión de cambiar de chip. Yo aconsejo tener almenos un molde de 10-12 tazas y a partir de ahí ya depende del bolsillo de cada uno. Uno de los que más me gustan es el modelo Platinum Anniversary (en cualquiera de sus tamaños disponibles) aunque recientemente he comprado el modelo Kugelhopf, que recuerda el molde original de acero del Gugelhupf alemán que comentaba. Estoy deseando estrenarlo pues me encanta la forma.  En realidad cualquiera de ellos no defrauda porque son espectaculares.

2. Otros instrumentos

2.1 Mi Kitchen Aid (KA)

Este utensilio forma una parte esencial en la elaboración de cualquier Bundt o Loaf en mi cocina. Tampoco tengo intereses comerciales con esta marca  pero una amasadora eléctrica mínimamente buena permite que todas las masas tengan una adecuada incorporación de las burbujas de aire, algo muy importante sobretodo al elaborar un Bundt. Os diré que no es totalmente imprescindible una amasadora eléctrica (sea KA u otra marca) pero a no ser que tengais unos bíceps como Hulk, creedme que es una buena inversión para no acabar con  agujetas. La máquina de varillas de toda la vida también nos sirve, aunque evidentemente hay que batir durante bastante más rato.

2.2 Tazas, cucharas medidoras, báscula

Medir los ingredientes de forma exacta es fundamental para triunfar elaborando Loafs, Bundts o cualquier bizcocho en general. Las cucharas y tazas son muy útiles porque todavía en muchas recetas al ser americanas o anglosajonas se trabaja en tazas y no en gramos, así que disponer de un buen juego ( o más de uno preferiblemente) tanto de tazas como de cucharas es fundamental. Con la báscula podremos ir pesando los ingredientes por si en un futuro queremos repetir la receta y tenerla ya adaptada a gramos.

cucharas medidoras

Lo que yo hago es pesar y medir todos los ingredientes antes de empezar a trabajar. Os recomiendo que pincheis aquí si quereis saber como se miden los ingredientes y además encontrareis una serie de tablas de medida y equivalencias que me resultan muy útiles para la conversión de algunas recetas a gramos o ml. Trabajar siempre con tazas es un engorro y estas tablas son de mucha ayuda.

2.3 Espátulas de silicona

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 18.59.37

Son fundamentales a la hora de elaborar tanto Bundts como Loafs. Dado que habitualmente la masa contiene mantequilla y no aceite, es muy frecuente que a pesar de usar una amasadora eléctrica haya restos de mantequilla en los laterales del bol de la amasadora. Si no tenemos esto en cuenta y vertemos la masa directamente al molde y horneamos, obtenedremos un Loaf o Bundt con antiestéticas manchas visibles que corresponden a los pegotes de mantequilla que quedaron sin disolver. Por ello, tener una espátula de silicona a mano es FUNDAMENTAL y probablemente sea el utensilio más económico de todos los que necesitamos pero uno de los utensilios clave. Una vez tengamos la masa lista, directamente en el bol de la amasadora cogeremos nuestra espátula y daremos varias vueltas alrededor de las paredes y el fondo sobretodo, que son las zonas en las que suelen quedar más pegotes de mantequilla sin disolver.

También usaremos las espátulas una vez hayamos pasado la masa al molde, para nivelar la masa de Bundt o Loaf antes de introducir el molde al horno, alisando al máximo la superficie.Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 19.05.00

2.3 Rejillas

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 19.00.37

Para mí son imprescindibles una vez hemos horneado el Loaf o el Bundt. Las rejillas de horneado permiten que el aire circule a través del bizcocho y por tanto que se enfríe antes, de modo que ahorramos tiempo en caso de que queramos congelar el bizcocho. Normalmente una vez horneado transferimos el bizcocho dentro de su molde a una rejilla y en el caso tanto de un Loaf como de un Bundt a los 10 minutos le damos la vuelta para proceder a desmoldar y dejar enfriar completamente. Aconsejo disponer almenos de 2 rejillas, una para dejar reposar el bizcocho con su molde aún caliente y otro para darle la vuelta. En caso de no disponer de rejilla podríamos dejar reposar el bizcocho sobre un plato, pero al no circular el aire a través de su base obtendremos justo en esa zona un bizcocho de consistencia gomosa.   🙁

Por cierto! Para l@s más ansios@s! Recordad que una vez horneado el Loaf o Bundt no podemos meter el cuchillo inmediatamente! En ambos casos hay que dejar que reposen en la rejilla almenos una hora. En caso contrario se resquebrajarán y desmigarán.   🙁

2.4 Cake tester

Los cake tester son una especie de pinchitos habitualmente metálicos que sirven para clavarlos en una masa horneada y decidir si está lista o no: si al pinchar el bizcocho el pincho sale aún húmedo el bizcocho aún no está listo del todo. Si sale seco sí. En este aspecto aconsejo ser prudente y tampoco esperar a que el bizcocho salga totalmente seco, pues corremos el riesgo de que la masa esté demasiado seca, ya que una vez retiremos el Bundt o Loaf del horno aún continuará horneándose unos minutos más.

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 19.01.00

Os diré que aunque tengo un cake tester divino en forma de cupcake que me regaló la inimitable Cristina del blog de Alimenta  y que podeis ver en la foto, lo que me ha funcionado de muerte toda la vida es el palillo o brocheta de bambú. Hace la misma función que el cake tester y me resulta más cómodo para apreciar la humedad en la superficie de la brocheta.

2.5 Bundt Baking Thermometer

La gente de Nordic Ware se supera día a día. Han ideado un termómetro cuya punta cambia de color a rojo intenso cuando el Bundt Cake está hecho. Aunque me defiendo perfectamente con el palillo lo compré para probar y para aquellos a los que les dé pereza errar en el horneado es una opción que también funciona. Simplemente hay que clavar el termómetro en la parte central del Bundt, cerca del tubo central y esperar 5 segundos a ver que color tiene: si la punta pasa de negro a rojo incandescente el Bundt estará listo. Yo compré aquí el susodicho termómetro.

termometro bundt

3. Ingredientes

2.1 Mantequilla sin sal

La mantequilla aporta una textura a Bundts y Loafs que no solemos conseguir con aceite vegetal. Aportan la cantidad de materia grasa adecuada.  Al mezclar la mantequilla con el azúcar durante el amasado, los cristales de azúcar chocan contra la mantequilla y esto permite que se vayan formando las burbujitas de aire que nos permitirán obtener un Bundt esponjoso y de textura ideal.

Como es obvio es preferible usar mantequilla que no tenga sal en nuestras masas, pues el sabor es infinitamente mejor. La mantequilla deberá estar a temperatura ambiente junto con el resto de ingredientes.  Los tiempos para lograr una mantequilla a temperatura ambiente son muy variables. Donde yo vivo  hace un calorazo bastante insoportable y en un plis-plas la mantequilla se pone ambiente en verano. En invierno es diferente, a veces son 2 horas o más. En definitiva lo más importante es la temperatura que haya en la cocina en ese momento. Lo de derretir la mantequilla al microondas no lo aconsejo, pero también os puedo decir que he ido a cursos en talleres de gente reconocida en este sector reposteril y calentaban la mantequilla unos segundos en el micro antes de hornear galletas, por ejemplo. Yo recomiendo dejarla ambiente.

Si al abrir un paquete de mantequilla  sobra lo mejor es envolverla en papel film para evitar que se oxide. Una vez bien envuelta la protejo con papel de aluminio.

2.2 Huevos

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 18.58.44

Si las recetas de Bundt o Loaf no especifican lo contrario los huevos a usar suelen ser de tamaño L. Del mismo modo que ocurre con la mantequilla, deberan estar a temperatura ambiente. Esto es fundamental para lograr la consistencia deseada en nuestro bizcocho. Cuando retiramos los huevos de la nevera van entrando en calor hasta ponerse a temperatura ambiente. Simplificando el proceso, al perder el frío de la nevera empiezan a expandirse, y a mayor expansión más volumen y ligereza aportaremos a nuestra masa.

Por el potencial riesgo de transmitir Salmonella y provocar una infección alimentaria los huevos deberán estar siempre en la nevera retirándolos de la nevera el tiempo necesario para que se pongan a temperatura ambiente antes de hornear. Yo recomiendo usar huevos de la mayor calidad posible, a ser posible de gallinas criadas al aire libre. Pinchando aquí encontrareis un resumen de los diferentes tipos de huevos y calidades.

2.3 Harinas

Las harinas que usaremos las tamizaremos siempre. Por lo tanto deberemos tener a mano un tamizador sí o sí para evitar pegotes de harina en nuestras masas.

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 18.55.54

El tipo de harina a utilizar en la elaboración tanto de Loaf como de Bundts tiene mucha importancia. Aunque en este post no pretendo dar la brasa con los tipos de harina que podemos encontrar, son importantes algunos puntos básicos. La principal diferencia entre los distintos tipos de harina que encontramos en el supermercado es el contenido en proteína de gluten. Resumiendo mucho las harinas con alto contenido en proteína permiten obtener un bizcocho más fuerte. Las harinas con bajo contenido proteico permiten obtener bizcochos con la miga más tierna.

Estas son algunos de los tipos de harinas que podemos encontrar en nuestras recetas de Bundt o Loaf:

  • Harina de todo uso [All-purpose flour]: es la más conocida y la podemos encontrar en cualquier supermercado sin ningún problema. Contiene de un 10 a un 13% de proteína y existen blanqueadas y sin blanquear. Las blanqueadas contienen agentes químicos que las vuelven más claras y además tienen mayor capacidad para soportar las grasas y azúcares de algunas masas. El bizcocho resultante es más tierno. Las harinas de todo uso no blanqueadas son de un tono más crema y algo más densas, con lo que la miga resultante es más fuerte. Pinchando aquí podeis encontrar legislación española donde se explica que no está permitido en nuestro país el blanqueamiento de las harinas.

todo uso

  • Harina de repostería [Cake Flour]: contiene sólo un 6.5-10% de proteína de gluten siendo más refinada que la harina de todo uso. Es un tipo de harina floja o débil que permite obtener bizcochos de textura muy suave y esponjosa. Si no tenemos a mano se puede improvisar harina de repostería casera de forma sencilla, tal y como hacen en el fantástico libro The Cake Book: por cada 115 g de harina de todo uso, retiramos dos cucharadas (tablespoons) y añadimos dos tablespoons de Maizena, mezclamos bien, tamizamos y listo.

allpurpose

  • Harina bizcochona o leudante [Self-rising flour]:  es un preparado de harina floja que lleva incorporada levadura o bicarbonato ( o a veces ambas cosas) con sal. En principio no debe sustituir la harina de todo uso o de repostería  pues erraremos en nuestros resultados. Pinchando aquí podeis encontrar un modo de preparar harina bizcochona si no teneis a mano.

harina bizcochona

  • Harina fina de maíz [Cornstarch]: en España todos la conocemos como Maizena. Aunque esto no deja de ser la marca comercial. La harina que se obtiene del maíz se diferencia principalmente del resto (harinas de trigo, centeno…) en que NO contiene gluten.

maizenaHay que tener en cuenta que la harina de maíz molida finamente permite obtener Maizena pero cuando se muele de forma más gruesa se obtiene harina de maíz [Corn Flour], un tipo de harina muy rico en fibra que se utiliza como ingrediente principal de platos como la Polenta.

maiz

  • Harina integral de trigo [Wholemeal flour]: la harina de trigo integral se obtiene moliendo todo el grano del trigo. Como ninguno de sus componentes se descarta, todas las vitaminas, minerales, fibras y otros importantes nutrientes se conservan en el producto final. Según el método de  producción puede ser harina integral reconstituida, la cual se obtiene por la mezcla de los productos obtenidos de la molienda gradual del grano, o harina de grano entero de trigo, que se obtiene por la molienda completa y directa del grano. También existe la variante de harina integral de trigo bizcochona [wholemeal self-rising flour].  De esta última yo suelo comprar de la marca Harimsa.

integral

Las harinas de fuerza se suelen usar para elaborar panes. Contienen una cantidad de gluten elevada y no son ideales para preparar Loafs o Bundts. Obtenemos buenos panes pero bizcochos demasiado densos, así que no son harinas que vayamos a ver en este tipo de recetas. La harina de la marca Gallo de repostería que podéis ver en la foto de más arriba bajo mi punto de vista tiene una etiqueta confusa, no es la harina de fuerza panificable típica, sinó que es un tipo de harina de repostería o [cake flour]. En definitiva el asunto de las harinas a veces no es sencillo, puesto que en España los fabricantes de harinas no están obligados a poner el tipo de harina que es, ni la composición química de la harina en el paquete como habreis podido comprobar, pero a veces sí ponen la cantidad de proteínas y a partir de esto podremos deducir el tipo de harina o fuerza que contiene.

Lo que recomendaría a la hora de elaborar un Bundt o un Loaf es que una vez incorporada a la masa la harina hay que batir sólo hasta que el último penacho de harina se haya incorporado. El sobrebatido puede alterar la proteína del gluten y que nuestro bizcocho no tenga una consistencia adecuada. Las harinas las conservaremos siempre en un lugar fresco y seco (yo nunca las meto en la nevera, se humedecen y no me gusta nada). Para adaptar a gramos alguna receta inglesa o americana que trabaje en cups (tazas) no hay que olvidarse primero de tamizar la harina y luego enrasarla con una espátula al nivel del cup (taza).

4. Horneado

Habitualmente los tiempos de horneado de un Bundt o de un Loaf son bastante largos, de alrededor de una hora. En el caso de un Bundt suelen ser moldes grandes con bastante cantidad de masa. En el caso de un Loaf son moldes más pequeños y  la masa queda compactada en un volumen pequeño. Esto justifica que necesitemos bastantes minutos para conseguir un buen resultado. Para hornear un Bundt o Loaf en un horno doméstico vamos a necesitar de forma obligatoria un termómetro de horno. Los hay baratitos y sin  ellos las posibilidades de fracasar son altas.

En cuanto al tema del ventilador, para mí no es demasiado importante. En principio lo que hago en un horno sin ventilador es respetar la temperatura de la receta original y voy probando con el calor : primero solo abajo, luego abajo y arriba… vigilando siempre de que no se queme. Cuando falta poco voy mirando y clavando la brocheta ( o cake tester). Lo que nunca hago por norma (como en cualquier otro bizcocho) es abrir la puerta de mi horno antes de que hayan pasado 2/3 partes del tiempo total de horneado.

Una vez apago el horno, retiro INMEDIATAMENTE el Loaf o Bundt de él y dejo que repose en una rejilla. A los 10 minutos desmoldo y ahí dejo que enfríen durante horas. En mi caso particular no hago nada especial para el desmoldado. Es decir le doy la vuelta con cuidado y con ayuda de un paño o un guante ignífugo para no quemarme, pero no realizo ningún tipo de movimiento para despegar  el Bundt o Loaf  del molde. Si engraso el molde como toca, el Loaf o Bundt sale sin problemas.

volteando bundr

 

Cuando empecé a hornear sobretodo Bundts debido a la complejidad y aristas de algunos moldes de Nordic Ware le daba varios meneos al molde justo recién horneado. Con esto sólo lograba que se me rajase el bizcocho y no me quedaba como yo quería.

 

5. Conservación

Habitualmente – y por más que  cueste – lo ideal es meterles el diente tanto a Bundts como a Loafs al día siguiente. La miga se ha asentado mucho mejor y el corte es mucho más limpio, sin contar el sabor que es habitualmente mucho más intenso con el paso de horas, sobretodo cuando en el bizcocho hay cacao en polvo. Como además tengo que hacer fotos para publicar en el Blog me resulta mucho más cómodo esperar un día y así no voy con tantas prisas (pero confieso que a veces por falta de tiempo he tenido que ir por faena el mismo día del horneado).

El método de conservación que mejor me funciona es envolver los trozos de Bundt o Loaf que me van quedando en film transparente, cubriéndolos del todo. Esto evita claramente que la masa quede reseca, algo que ocurre si dejamos el bizcocho descubierto en contacto directo con el aire. En algunos libros muy buenos que tengo y en otros que he consultado en la red al hablar del sistema para conservar este tipo de bizcochos hablan de los “cake keeper”. Son esa especie de cúpulas que se usan para cubrir tartas y hay tanto de cristal como de plástico. Seguro que habreis visto que algunos cake stand en pastelerías tienen encima estas cúpulas para que no vayan moscas, etc al dulce. Lo que he comprobado es que a mí me aparecen burbujas de vapor de agua en el interior y esto me ” ablanda” las masas, así que es algo que no me gusta y no uso por norma.

conservacion

Si voy a tardar días en comerme un Loaf o un Bundt los congelo. Y no hay ningún problema como norma general, dependiendo siempre de ciertos ingredientes y del tiempo que lleve nuestro Bundt o Loaf hecho. Incluso he llegado a congelarlos con frosting y al descongelar estaban como el primer día. Para congelarlos siempre hay que envolverlos lo mejor posible en film transparente, de manera que la miga del bizcocho no esté en contacto directo con el congelador.

Espero que estos tips os sean útiles para hornear Loaf Cakes y Bundts, que le perdais el “miedo”. Y sobretodo que disfruteis tanto como yo  horneando y comiendo estos bizcochos tan sabrosos y habitualmente fáciles de preparar. Para facilitar la búsqueda dejaré esta entrada también dentro de la categoría de “básicos”, como algo útil a la hora de hornear un Bundt o un Loaf y también como conocimiento de cabecera sobre los dintintos tipos de harina que uso, aunque como ya he dicho no era el objetivo de este post. Bueno me voy a apagar el horno que tengo un Loaf en marcha !!

 


Imprimir Receta

¿Te gusta esta receta? Compartir con sus amigos!


20 Comentarios

  1. isamar - 1 septiembre, 2013, 13:58 -

    Este post es genial como todo lo que haces Marta.Muy útil! Felicidades

    Responder a este comentario
  2. irene - 1 septiembre, 2013, 14:31 -

    Qué currada esta entrada! Me ha encantado todo tan bien explicado y detallado. Una entrada para guardarse y consultar a menudo. Muchas gracias por compartirlo. Un besiño

    Irene

    Responder a este comentario
  3. Estibaliz - 1 septiembre, 2013, 20:24 -

    Hola marta, te felicito y agradezco este fantastico post. Todo esta muy claro y es muy grafico, ademas resuelve algunas dudas que tenia desde hacia tiempo.
    Gracias por compartirlo. Un beso y felicidades por tu fantastico blog.
    Esti

    Responder a este comentario
    • Marta J - 1 septiembre, 2013, 20:40 -

      Hola Estibaliz,
      Gracias a ti por leer los posts y por tu interes.
      Un besote!

      Responder a este comentario
  4. Gisela - 1 septiembre, 2013, 21:30 -

    Este post está de lujo. No veas lo que he entendido!! Muchas gracias.
    Un bsito!

    Responder a este comentario
  5. Anna M Pérez - 1 septiembre, 2013, 21:44 -

    Hola,
    una entrada espectacular, muy bien escrita e ilustrada.
    Te guardo en favoritos, para no perderme nada tuyo a partir de ahora.
    Besoss

    Responder a este comentario
    • Marta J - 1 septiembre, 2013, 21:50 -

      Hola Ana Maria,

      Muchas gracias por tu comentario. Encantada de que te haya resultado útil! Un honor estar entre tus favoritos en adelante.
      Un besazo!

      Responder a este comentario
  6. Angeles - 2 septiembre, 2013, 23:43 -

    Que entrada tan bien hecha y tan bien estructurada. Me encanta y me parece que es algo muy util. Voy a consultarlo amenudo.
    Muchas felicidades y muchas gracias! Un saludo

    Angy

    Responder a este comentario
  7. carlota - 5 septiembre, 2013, 17:47 -

    hola marta, me encanta tu blog y tus fantasticos posts. Son una pasada, siempre todo tan detallado y tan bien documentado. Estuve en tu curso de Bundts de la confiteria de agosto y me supo a poco! Eres una gran comunicadora. Te felicito y espero apuntarme a todo lo que hagass! Un beso!

    Responder a este comentario
  8. Blas López Rueda - 14 noviembre, 2013, 07:57 -

    Podrias decirme de que marca es el molde loaf cake que aparece en la foto de arriba.

    Responder a este comentario
  9. Carmen Castro - 12 mayo, 2015, 23:30 -

    Disculpa, ¿hay alguna recomendación para que el pastel esponje lo mas parejo posible? me refiero a que no quede como volcán a la hora de hornear. gracias.

    Responder a este comentario
    • Marta J - 26 mayo, 2015, 18:29 -

      HOLA CARMEN, PARA CUALQUIER LOAF O BUNDT ESAS RECOMENDACIONES SON LAS MISMAS QUE PARA CUALQUIER BIZCOCHO: NO ABRAS EL HORNO ANTES TIEMPO…
      SALUDOS

      Responder a este comentario
  10. Gabrielle - 15 junio, 2016, 17:15 -

    Hola Marta, me encanta tu blog y siempre recurro a él cuando necesito ayuda, de hecho, tengo una duda sobre la conservación de un bundt cake, yo también tengo un blog y como dices, a veces es terrible hacer todo rápido horneando y fotografiando el mismo día, la pregunta es… Si quiero guardar el bundt entero para el día siguiente, en qué lo guardo? Y en refrigeración, a temperatura ambiente? Mil gracias, soy nueva con ésto de los bundts.

    Responder a este comentario
    • Marta J - 15 junio, 2016, 18:18 -

      Hola gabrielle!!muchas gracias x tus comentarios. M podrias especificar s q t refieres: guardar el bundt entero? Un trozo? Bsitos

      Responder a este comentario

Trackbacks/Pingbacks

  1. […] americana Nordic Ware de que creasen una versión más moderna del molde tradicional de Kugelhopf. (Aquí podéis encontrar algo más de historia sobre el Bundt […]

    Kugelhopf - 21 enero, 2014

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2013 Un Dolç Univers. producido por Tenerife Blogger.