Un Dolç Univers

Rhubarb Cake

frontal

Una tarta de sabor sublime que contiene como en posts anteriores una hortaliza.

Apuesto a que much@s no sabeis que es el ruibarbo [en inglés rhubarb]. Yo me quedé con cara de panoli cuando lo leí en la receta del post de hoy. No lo había oído en mi vida. Entonces empecé a investigar, como suelo hacer cuando marco una receta en pendientes y, por fin, me pongo manos a la obra. Pues bien, el ruibarbo vendría siendo una hortaliza  aunque en EEUU se considera una fruta. Es bastante similar en su tallo al apio, aunque tiene unos tonos rojo y verde intensos característicos. Únicamente podemos comer de esta fruta-hortaliza su tallo, ya que sus hojas son tóxicas para el consumo. Aunque en España es bastante desconocido, en EEUU y países anglosajones el ruibarbo se usa para preparar postres, siendo incluso utilizado en países como Irán para preparar platos salados típicos de la zona.

Captura de pantalla 2013-07-28 a la(s) 12.02.56

La receta de hoy tiene un sabor sublime. El ruibarbo le da un punto francamente meloso. La única pega que tiene el ruibarbo es que es muy difícil de encontrar. Se puede encontrar a veces en almíbar o también en algunos supermercados ingleses, pero es bastante complicado. En caso de encontrar lo mejor es limpiar bien los tallos y congelarlos. En mi caso y por suerte al ser de Barcelona me acerqué al mercado de La Boquería y allí tenían, aunque no es raro que os lo vendan ya congelado pues una vez ambiente no dura más de 2-3 días.

Al hornearlo aparece una cubierta tostadita de canela que le da un toque increíble.

Al hornearlo aparece una cubierta tostadita de canela que le da un toque increíble.

El susodicho ruibarbo tiene algo que le da un toque especial a esta tarta que junto con la textura que le da el buttermilk la hacen totalmente recomendable al paladar!   🙂

Receta adaptada de Marta Stewart

Ingredientes  {bandeja de horno de 23 x 16.5 cm}:

  • 115 g de mantequilla
  • 230 g de harina de todo uso
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 246 ml de buttermilk
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 225 g de azúcar
  • 1 huevo L
  • 145 g de ruibarbo cortado en trocitos pequeños
  • 1/2 cucharadita de canela molida

Preparación en mi KA:

  • Precalentar el horno a 175ºC.
  • Cubrir una bandeja de horno de 23×16.5 cm con papel de horno y añadir un poco de spray desmoldante/aceite  si se desea.
  • Tamizar en un bol la harina, el bicarbonato y la sal. Reservar.
  • En un vaso alto intriducir el buttermilk y el extracto de vainilla y remover con una cuchara. Reservar.
  • Batir mantequilla y 200 g de azúcar 3 minutos a velocidad 4.
  • Añadir el huevo semibatido y mezclar a velocidad 1 durante 2 minutos más.
  • Añadimos a cucharadas 1/3 de la mezcla de harina a velocidad 1 justo hasta que se integre, evitando sobrebatir. A continuación añadimos la mitad del buttermilk, 1/3 de la mezcla de harina, la mitad restante de buttermilk y terminamos de nuevo con la harina restante.
  • Verter la masa en la bandeja de horno, alisándola con una espátula.
  • En un bol pequeño mezclar la canela tamizada con los 25 g de azúcar restantes y espolvorear sobre la masa ya en la bandeja de horno.
  • Hornear unos 35-40  minutos.
  • Pasado este tiempo dejar reposar en una rejilla 10 minutos y a continuación en lugar de darle la vuelta usamos con cuidado el papel de horno que tenemos en la base de la bandeja para retirar la tarta y transferirla a una rejilla hasta que enfríe del todo.

NOTAS:

  • Si no encontrarais ruibarbo se me ocurre que podríais usar remolacha bien escurrida pero no tiene demasiado que ver con el sabor del ruibarbo.
  • En caso de que el ruibarbo esté congelado hay que retirar bien el exceso de agua una vez a temperatura ambiente, pasándolo por un colador si fuera necesario.
  • Como siempre a mí me gustan las hortalizas en los bizcochos bien pequeñitas, y en este caso si no fuera por el color verde o rojo de los tallos el ruibarbo no se nota en la masa.

Aunque sé que con estos calores da bastante pereza encender el horno os aseguro que ha merecido la pena cada bocado que le he dado a esta deliciosa tarta. Bon apetit y a sobrevivir a este calorazo infernal!!

Al corte una masa melosa y tierna, apenas se notan tropezones de ruibarbo.

Al corte una masa melosa y tierna, apenas se notan tropezones de ruibarbo.

Rhubarb Cake

frontal

Una tarta de sabor sublime que contiene como en posts anteriores una hortaliza.

Apuesto a que much@s no sabeis que es el ruibarbo [en inglés rhubarb]. Yo me quedé con cara de panoli cuando lo leí en la receta del post de hoy. No lo había oído en mi vida. Entonces empecé a investigar, como suelo hacer cuando marco una receta en pendientes y, por fin, me pongo manos a la obra. Pues bien, el ruibarbo vendría siendo una hortaliza  aunque en EEUU se considera una fruta. Es bastante similar en su tallo al apio, aunque tiene unos tonos rojo y verde intensos característicos. Únicamente podemos comer de esta fruta-hortaliza su tallo, ya que sus hojas son tóxicas para el consumo. Aunque en España es bastante desconocido, en EEUU y países anglosajones el ruibarbo se usa para preparar postres, siendo incluso utilizado en países como Irán para preparar platos salados típicos de la zona.

Captura de pantalla 2013-07-28 a la(s) 12.02.56

La receta de hoy tiene un sabor sublime. El ruibarbo le da un punto francamente meloso. La única pega que tiene el ruibarbo es que es muy difícil de encontrar. Se puede encontrar a veces en almíbar o también en algunos supermercados ingleses, pero es bastante complicado. En caso de encontrar lo mejor es limpiar bien los tallos y congelarlos. En mi caso y por suerte al ser de Barcelona me acerqué al mercado de La Boquería y allí tenían, aunque no es raro que os lo vendan ya congelado pues una vez ambiente no dura más de 2-3 días.

Al hornearlo aparece una cubierta tostadita de canela que le da un toque increíble.

Al hornearlo aparece una cubierta tostadita de canela que le da un toque increíble.

El susodicho ruibarbo tiene algo que le da un toque especial a esta tarta que junto con la textura que le da el buttermilk la hacen totalmente recomendable al paladar!   🙂

Receta adaptada de Marta Stewart

Ingredientes  {bandeja de horno de 23 x 16.5 cm}:

  • 115 g de mantequilla
  • 230 g de harina de todo uso
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 246 ml de buttermilk
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 225 g de azúcar
  • 1 huevo L
  • 145 g de ruibarbo cortado en trocitos pequeños
  • 1/2 cucharadita de canela molida

Preparación en mi KA:

  • Precalentar el horno a 175ºC.
  • Cubrir una bandeja de horno de 23×16.5 cm con papel de horno y añadir un poco de spray desmoldante/aceite  si se desea.
  • Tamizar en un bol la harina, el bicarbonato y la sal. Reservar.
  • En un vaso alto intriducir el buttermilk y el extracto de vainilla y remover con una cuchara. Reservar.
  • Batir mantequilla y 200 g de azúcar 3 minutos a velocidad 4.
  • Añadir el huevo semibatido y mezclar a velocidad 1 durante 2 minutos más.
  • Añadimos a cucharadas 1/3 de la mezcla de harina a velocidad 1 justo hasta que se integre, evitando sobrebatir. A continuación añadimos la mitad del buttermilk, 1/3 de la mezcla de harina, la mitad restante de buttermilk y terminamos de nuevo con la harina restante.
  • Verter la masa en la bandeja de horno, alisándola con una espátula.
  • En un bol pequeño mezclar la canela tamizada con los 25 g de azúcar restantes y espolvorear sobre la masa ya en la bandeja de horno.
  • Hornear unos 35-40  minutos.
  • Pasado este tiempo dejar reposar en una rejilla 10 minutos y a continuación en lugar de darle la vuelta usamos con cuidado el papel de horno que tenemos en la base de la bandeja para retirar la tarta y transferirla a una rejilla hasta que enfríe del todo.

NOTAS:

  • Si no encontrarais ruibarbo se me ocurre que podríais usar remolacha bien escurrida pero no tiene demasiado que ver con el sabor del ruibarbo.
  • En caso de que el ruibarbo esté congelado hay que retirar bien el exceso de agua una vez a temperatura ambiente, pasándolo por un colador si fuera necesario.
  • Como siempre a mí me gustan las hortalizas en los bizcochos bien pequeñitas, y en este caso si no fuera por el color verde o rojo de los tallos el ruibarbo no se nota en la masa.

Aunque sé que con estos calores da bastante pereza encender el horno os aseguro que ha merecido la pena cada bocado que le he dado a esta deliciosa tarta. Bon apetit y a sobrevivir a este calorazo infernal!!

Al corte una masa melosa y tierna, apenas se notan tropezones de ruibarbo.

Al corte una masa melosa y tierna, apenas se notan tropezones de ruibarbo.


Imprimir Receta

¿Te gusta esta receta? Compartir con sus amigos!


8 Comentarios

  1. carla - 28 julio, 2013, 12:40 -

    Menuda pinta!! 🙂

    Responder a este comentario
  2. Merche - 28 julio, 2013, 17:27 -

    No conocia eso del riubarbo, pero menuda pinta mas buena tiene esta tarta!

    Responder a este comentario
  3. Como he puesto la cocina!! - 28 julio, 2013, 22:12 -

    Q buena elección! Según tengo entendido, es un dulce habitual en EE.UU. Y a ti te ha quedado genial, me encantaría probarla. Un bsot

    Responder a este comentario
    • Marta J - 28 julio, 2013, 23:49 -

      Hola!! Si… Efectivamente en EEUU se usa en muchos postres pero aqui cuesta de encontrar!!

      Responder a este comentario
  4. ALIMENTA - 13 agosto, 2013, 12:29 -

    Jolín si que se ve jugoso ese bocado!
    Nome digas que no lo habías oído en las pelis americanas? sale mucho el pastel de ruibarbo, pero a pesar de haber querido hacer algo con ruibarbo me ha sido imposible porque cómo bien dices es muy difícil de encontrar, de hecho desistí hace años pues no hay forma de conseguirlo. Igual ahora que tengo Valencia a un tiro de piedra lo encuentro por algún sitio….
    Una receta muy buena, gracias!!!

    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    Responder a este comentario
    • Marta J - 13 agosto, 2013, 13:05 -

      LA verdad que no no lo había oído nunca… Veo taaaan poco la tv…Es q no me da el tiempo para más! Pero seguro q con un ruibarbo en mano tienes bastante peligro reposterilmente hablando…! 😉

      Responder a este comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2013 Un Dolç Univers. producido por Tenerife Blogger.