Un Dolç Univers

Caja de madera craquelada {Craqueled wooden box}

Hoy aprovecho este post para enseñaros una caja decorada usando un método sencillo de envejecimiento de la madera: el craquelado. La cajita fue un proyecto que preparé para un regalo muy especial para mi sobrinito.

Partimos de una caja de madera natural de Artemio por la que pagué poco más de 7 euros:

foto caja lisaLa caja tiene unas dimensiones de: de 20x20x8.5 cm y dispone de un cristal desmontable para poder personalizar nuestro proyecto:

CAJA ABIERTAComo materiales necesitaremos: pintura acrílica de dos colores (uno oscuro y uno claro), pinceles,brochas y/o rodillos, barniz (preferiblemente secado rápido) y líquido craquelador:

MATERIALESEl motivo por el que necesitamos dos clases de pintura es sencillo. En primer lugar necesitamos una base de pintura acrílica (o base agua) del tono que queremos que tenga nuestro craquelado, en mi caso usé un botecito de color azul de una gama de pinturas acrílicas estupendas de Americana®. El otro tono de pintura ha de ser claro para que se vea el craquelado debajo. Yo opté por una de las estupendas pinturas de Chalk Paint de Annie Sloan, en este caso el color blanco antiguo (old white) que corresponde al bote de la derecha en la foto:

pintura-chalkLa caja era un regalo para el cumple de un nene, por eso opté por tonos azul y blanco. Decidí que sólo craquelaría la base de la caja, pues quería la tapa de color azul. Lo primero que hice fue reservar el cristal y desmontar las bisagras y cierre de la caja usando un destornillador pequeño:

tornillos y bisagraA continuación usando un pincel pinté de azul la tapa de la caja y también el exterior de base (preservando el interior de la base, que lo quería blanco y sin craquelar):

exterior azulUsé la pintura azul acrílica sin diluir, permite obtener una base más tupida cubriendo mucho mejor la madera. Una vez lo tenía todo pintado, lo dejé secar bien. A continuación empecé el proceso de craquelado de la base de la caja. Con un pincel no muy grueso apliqué una capa no muy abundante de craquelador sobre la pintura azul ya seca del todo:

aplicado craqueladoYo no quería conseguir un craquelado muy extremado en la base de la caja, y en este punto os hablaré de los tipos de craqueladores. Existen dos tipos de líquidos craqueladores para conseguir un efecto estriado o agrietado en la madera: craqueladores de uno y de dos pasos.

tipos craqueladoresLos craqueladores de 1 solo paso se usan habitualmente entre dos capas de pintura que resalten. La capa de pintura que damos como base debe ser más oscura que la que irá en superficie. Entre las dos capas damos una capa de líquido de craquelar o médium craquelador. La capa de pintura que damos como base va secando generando tensiones superficiales de manera que una vez colocamos el líquido craquelador y la otra capa de pintura encima ésta última se va resquebrajando (el efecto es más notable si la pintura de superficie es de secado más rápido (en mi caso la de Chalk Paint de Annie Sloan que es la que he usado con esta cajita lo es)). Cuanta mayor cantidad de líquido craquelador usemos más anchas serán nuestras grietas, por eso os aclaro que yo di una capita finita para no conseguir un craquelado muy marcado. Del mismo modo, es importante usar un pincel suave y grande al dar la última capa de pintura, dando además una sóla capa si es posible para de este modo no arrastrar el líquido craquelador.

Los craqueladores de dos pasos los usaremos fundamentalmente para lograr craquelados transparentes, es decir, podemos conseguir envejecer por ejemplo la superficie de una bandeja o de otras superficies, pero en este caso sin usar pintura de color entre medio con el objetivo de lograr un efecto envejecido de alguna imagen, foto, etc que se encuentre en la superficie que queremos craquelar. Damos una primera capa de la base para craquelar (paso 1) , dejamos secar y a continuación aplicamos el paso 2 del líquido. Dejamos secar y empezará a craquelar. En mi caso, en un craquelado transparente me resulta más difícil controlar el tamaño de las grietas, pero teóricamente a mayor grosor del paso 1 del líquido, mayores serán las grietas que obtendremos.

Pues bien, una vez apliqué el líquido craquelador de 1 paso sobre la pintura azul de mi cajita esperé hasta que el líquido de craquelar secara del todo. Si se desea puede acelerarse el secado con un secador de cabello o con una pistola de aire caliente. Yo trabajaba en el exterior el día que preparé la caja y hacía un día estupendo con lo que los secados fueron bastante rápidos al sol y no tuve que recurrir a nada de lo anterior. Una vez el líquido seco, apliqué una capa de pintura acrílica blanca de Chalk Paint, en este caso lo hice con rodillo pero podría aplicarse con una brocha también:

pintura acrílica blancaSe deja secar y al poco la pintura blanca empieza a craquelar y empiezan a insinuarse las grietas azules:

efecto craqueladoYa tenemos nuestro craquelado casero. A partir de ahí rematamos la cajita. En este caso pinté el interior de la base con la misma pintura blanca, pero sin craquelar:

interior pintura blancaCon un rodillito también pintamos de blanco el filo de madera superior, tapando restos de pintura azul del craquelado:

retoque filo supUna vez todo pintado y terminado aplicamos barniz en el interior y exterior de la caja, incluyendo la zona del craquelado.  En este caso di dos capas de barniz porque quería conseguir un efecto más brillante. Personalmente prefiero usar un barniz especial para manualidades, aunque valdría cualquier barniz transparente para madera (brillante o satinado). Además de aportar un ligero brillo a la superficie de la caja el barniz protege la pintura:

BARNIZADOUna vez barnizada la totalidad de la caja y ya seca por completo, montamos la caja incluyendo las bisagras. Una vez montada la caja yo quise crear un pequeño letrero en el frontal de la misma también en madera, que incluyera el nombre de mi sobrino. Para ello usé un trozo de chapa de madera fina de roble que troquelé con un troquel fino de mi Big Shot sin problemas (la chapa de madera la podéis encontrar en tiendas de bricolaje, además hay de distintos tipos de madera):

troquel chapillaEl trocito de madera resultante que sería el letrero de la caja lo pinté con la misma pintura azul del resto de la caja, no insistí en dar varias capas puesto que quería que se intuyera la veta de la madera:

chapa pintadaCon un pincel barnicé el letrerito de madera, protegiendo la madera:

barnizado chapillaUna vez seco el cartelito de madera usando mi Silhouette preparé un vinilo negro con el nombre del destinatario: Adrián. Lo pegué en el centro del cartelito. Quería decorar el cartelito en las esquinas usando unos stickers perlados a modo de mini-chinchetas:

cartelito vinilo Pegué 4 stickers perlados tono nacarado en las esquinas del letrerito:

cartelito listoCon un poco de pegamento pegué el letrero al frontal de la cajita:

encolado cartelitoEl letrerito de madera era el último detalle de la caja. Como esta caja está pensada para albergar una fotografía debajo del cristal coloqué una simpática foto de mi sobrino. Finalmente la caja quedó así:

CAJITA ADRIANEspero que os sirva de inspiración para tunear vuestras propias cajitas. Hasta el próximo post DIY!   😉

 

Caja de madera craquelada {Craqueled wooden box}

Hoy aprovecho este post para enseñaros una caja decorada usando un método sencillo de envejecimiento de la madera: el craquelado. La cajita fue un proyecto que preparé para un regalo muy especial para mi sobrinito.

Partimos de una caja de madera natural de Artemio por la que pagué poco más de 7 euros:

foto caja lisaLa caja tiene unas dimensiones de: de 20x20x8.5 cm y dispone de un cristal desmontable para poder personalizar nuestro proyecto:

CAJA ABIERTAComo materiales necesitaremos: pintura acrílica de dos colores (uno oscuro y uno claro), pinceles,brochas y/o rodillos, barniz (preferiblemente secado rápido) y líquido craquelador:

MATERIALESEl motivo por el que necesitamos dos clases de pintura es sencillo. En primer lugar necesitamos una base de pintura acrílica (o base agua) del tono que queremos que tenga nuestro craquelado, en mi caso usé un botecito de color azul de una gama de pinturas acrílicas estupendas de Americana®. El otro tono de pintura ha de ser claro para que se vea el craquelado debajo. Yo opté por una de las estupendas pinturas de Chalk Paint de Annie Sloan, en este caso el color blanco antiguo (old white) que corresponde al bote de la derecha en la foto:

pintura-chalkLa caja era un regalo para el cumple de un nene, por eso opté por tonos azul y blanco. Decidí que sólo craquelaría la base de la caja, pues quería la tapa de color azul. Lo primero que hice fue reservar el cristal y desmontar las bisagras y cierre de la caja usando un destornillador pequeño:

tornillos y bisagraA continuación usando un pincel pinté de azul la tapa de la caja y también el exterior de base (preservando el interior de la base, que lo quería blanco y sin craquelar):

exterior azulUsé la pintura azul acrílica sin diluir, permite obtener una base más tupida cubriendo mucho mejor la madera. Una vez lo tenía todo pintado, lo dejé secar bien. A continuación empecé el proceso de craquelado de la base de la caja. Con un pincel no muy grueso apliqué una capa no muy abundante de craquelador sobre la pintura azul ya seca del todo:

aplicado craqueladoYo no quería conseguir un craquelado muy extremado en la base de la caja, y en este punto os hablaré de los tipos de craqueladores. Existen dos tipos de líquidos craqueladores para conseguir un efecto estriado o agrietado en la madera: craqueladores de uno y de dos pasos.

tipos craqueladoresLos craqueladores de 1 solo paso se usan habitualmente entre dos capas de pintura que resalten. La capa de pintura que damos como base debe ser más oscura que la que irá en superficie. Entre las dos capas damos una capa de líquido de craquelar o médium craquelador. La capa de pintura que damos como base va secando generando tensiones superficiales de manera que una vez colocamos el líquido craquelador y la otra capa de pintura encima ésta última se va resquebrajando (el efecto es más notable si la pintura de superficie es de secado más rápido (en mi caso la de Chalk Paint de Annie Sloan que es la que he usado con esta cajita lo es)). Cuanta mayor cantidad de líquido craquelador usemos más anchas serán nuestras grietas, por eso os aclaro que yo di una capita finita para no conseguir un craquelado muy marcado. Del mismo modo, es importante usar un pincel suave y grande al dar la última capa de pintura, dando además una sóla capa si es posible para de este modo no arrastrar el líquido craquelador.

Los craqueladores de dos pasos los usaremos fundamentalmente para lograr craquelados transparentes, es decir, podemos conseguir envejecer por ejemplo la superficie de una bandeja o de otras superficies, pero en este caso sin usar pintura de color entre medio con el objetivo de lograr un efecto envejecido de alguna imagen, foto, etc que se encuentre en la superficie que queremos craquelar. Damos una primera capa de la base para craquelar (paso 1) , dejamos secar y a continuación aplicamos el paso 2 del líquido. Dejamos secar y empezará a craquelar. En mi caso, en un craquelado transparente me resulta más difícil controlar el tamaño de las grietas, pero teóricamente a mayor grosor del paso 1 del líquido, mayores serán las grietas que obtendremos.

Pues bien, una vez apliqué el líquido craquelador de 1 paso sobre la pintura azul de mi cajita esperé hasta que el líquido de craquelar secara del todo. Si se desea puede acelerarse el secado con un secador de cabello o con una pistola de aire caliente. Yo trabajaba en el exterior el día que preparé la caja y hacía un día estupendo con lo que los secados fueron bastante rápidos al sol y no tuve que recurrir a nada de lo anterior. Una vez el líquido seco, apliqué una capa de pintura acrílica blanca de Chalk Paint, en este caso lo hice con rodillo pero podría aplicarse con una brocha también:

pintura acrílica blancaSe deja secar y al poco la pintura blanca empieza a craquelar y empiezan a insinuarse las grietas azules:

efecto craqueladoYa tenemos nuestro craquelado casero. A partir de ahí rematamos la cajita. En este caso pinté el interior de la base con la misma pintura blanca, pero sin craquelar:

interior pintura blancaCon un rodillito también pintamos de blanco el filo de madera superior, tapando restos de pintura azul del craquelado:

retoque filo supUna vez todo pintado y terminado aplicamos barniz en el interior y exterior de la caja, incluyendo la zona del craquelado.  En este caso di dos capas de barniz porque quería conseguir un efecto más brillante. Personalmente prefiero usar un barniz especial para manualidades, aunque valdría cualquier barniz transparente para madera (brillante o satinado). Además de aportar un ligero brillo a la superficie de la caja el barniz protege la pintura:

BARNIZADOUna vez barnizada la totalidad de la caja y ya seca por completo, montamos la caja incluyendo las bisagras. Una vez montada la caja yo quise crear un pequeño letrero en el frontal de la misma también en madera, que incluyera el nombre de mi sobrino. Para ello usé un trozo de chapa de madera fina de roble que troquelé con un troquel fino de mi Big Shot sin problemas (la chapa de madera la podéis encontrar en tiendas de bricolaje, además hay de distintos tipos de madera):

troquel chapillaEl trocito de madera resultante que sería el letrero de la caja lo pinté con la misma pintura azul del resto de la caja, no insistí en dar varias capas puesto que quería que se intuyera la veta de la madera:

chapa pintadaCon un pincel barnicé el letrerito de madera, protegiendo la madera:

barnizado chapillaUna vez seco el cartelito de madera usando mi Silhouette preparé un vinilo negro con el nombre del destinatario: Adrián. Lo pegué en el centro del cartelito. Quería decorar el cartelito en las esquinas usando unos stickers perlados a modo de mini-chinchetas:

cartelito vinilo Pegué 4 stickers perlados tono nacarado en las esquinas del letrerito:

cartelito listoCon un poco de pegamento pegué el letrero al frontal de la cajita:

encolado cartelitoEl letrerito de madera era el último detalle de la caja. Como esta caja está pensada para albergar una fotografía debajo del cristal coloqué una simpática foto de mi sobrino. Finalmente la caja quedó así:

CAJITA ADRIANEspero que os sirva de inspiración para tunear vuestras propias cajitas. Hasta el próximo post DIY!   😉

 


Imprimir Receta

¿Te gusta esta receta? Compartir con sus amigos!


3 Comentarios

  1. Montse - 20 abril, 2014, 12:52 -

    La caja ha quedado de escándalo, te felicito Marta! Una dudilla, en lugar de pintura acrílica valdría pintura con disolvente para craquelar? tengo una cómoda vieja a la que quisiera darle un toque envejecido y me has dado una idea! lo que sucede es que no tengo pintura acrílica pero sí con disolvente de mi marido.
    Un beso y felicidades. Me encantan tus posts, dulces y de manualidades!
    Montse

    Responder a este comentario
    • Marta J - 20 abril, 2014, 16:23 -

      Hola Montse, gracias x tus comentarios. En principio para el craquelado la pintura ha de ser acrílica, es el tipo de pintura con el que se consigue la tensión superficial necesaria para conseguir el efecto craquelado o agrietado. Te recomiendo que compres pintura acrílica. Un besote! 🙂

      Responder a este comentario
  2. Esther Macià - 20 abril, 2014, 17:08 -

    Hola Marta! Que caña de blog y que caña de caja. Soy aficionada a las manualidades y me molan mucho tus cosillas hechas a mano. Un beso
    Esther Macià

    Responder a este comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2014 Un Dolç Univers. producido por Tenerife Blogger.