Un Dolç Univers

Tabla de madera vintage

portada intEn mi último post de donuts al horno con avena utilicé para la sesión fotográfica una preciosa tabla envejecida de estilo vintage tal y como veis en la foto superior. Algunos me habéis preguntado donde la compré, y la respuesta es que no la compré ya que la tuneé yo, así que es de estilo vintage y  handmade. Bien, aquí os dejo el paso a paso de cómo lo hice, creo que os puede servir como idea para tunear otros utensilios como regaderas de jardín, etc. Vamos allá!

Partí de una tabla de madera de cocina para cortar, que en una tienda de chinos del barrio me costó 3.25 euros:

tabla simpleLo primero que hice fue darle una lijadita suave para pulir imperfecciones:

tabla lijadoUna vez lista la superficie empezamos a pintar. Le di a la tabla una capa de pintura base acrílica oscura, color marrón chocolate de la marca Americana ®:

base marronDi dos capas de pintura y la tabla ya estaba lista para seguir trabajando:

tabla marron finalA continuación pasé una vela blanca normal y corriente por los cantos y zonas de la tabla que más me interesaba desgastar una vez pintada por completo:

vela cantosAunque lo he contado en otros otros posts más antiguos, la técnica de la vela permite que una vez lijemos la superficie para dar un efecto envejecido la pintura salte mucho mejor   🙂 .

Luego utilicé un bote de pintura acrílica de Martha Stewart, que he de deciros que NO me gustó. Estoy acostumbrada a trabajar con las fantásticas pinturas de Chalk de secado superrápido y aunque esta de Martha seca relativamente rápido no me gusta la textura ni como cubre las superficies. Compré unos botecitos para probar dado que no me parecieron muy caros y que me gustaron los tonos pastel de la carta de colores, pero la marca Americana ®  que también es acrílica me convence más!

pintura marthaTuve que dar dos capas de pintura a la tabla con secado entre medio, ya que con una quedaba poco tupida… y este fue el resultado:

tabla acrilica martha finalPara terminar de preparar la tabla con una lija fina empecé a lijar los cantos y un poco la superficie, pasando la lija por las zonas donde había untado la vela, de ese modo la pintura acrílica tono crema de Martha Stewart empezó a saltar:

lija blancoAsí conseguí una tabla con un ligero efecto desgastado:

tabla pintura finalUna vez la tabla lista, apliqué una técnica que no había publicado hasta el día de hoy: el método de los transfers.Vendría siendo algo parecido a los chocotransfers pero con tinta ( y no comestible!). En la red hay infinidad de diseños que se pueden utilizar para este fin. Debemos tener en cuenta es que hay que usar una imagen «en espejo» dado que al transferirla a la superficie que deseamos se tiene que ver del derecho. Hay infinidad de imágenes libres en la red, algunas ya invertidas y otras se pueden invertir con un programa de edición de imágenes (yo siempre uso Inskape para Mac). En este caso elegí esta de google con un cake stand y muy apropiada para una tabla de cocina vintage   🙂 , además ya en espejo:

plantilla transferLa imagen está impresa en una hoja blanca A4 corriente, pero lo que sí es una condición INDISPENSABLE para aplicar esta técnica es que debe estar impresa con  una impresora láser. Si lo hacéis con la impresora de chorro de tinta clásica la técnica NO funciona, así que hay que tener en cuenta este detalle. Una vez seleccionada e impresa ya la imagen en espejo recortamos un poco la silueta de la imagen, para facilitar el transfer y eliminar exceso de papel sobrante:

recorte transferUna vez tenemos la imagen recortada la transferí a la tabla. Para hacerlo hay diferentes técnicas. A mí la que más me gusta es la que consiste en usar Mod Podge. Para los que no lo conozcáis es un producto que sirve como pegamento a la vez que como barniz. Existen en el mercado la variedad: mate, satinado y brillante. Además, también sirve para aplicar un transfer! La verdad es que es muy polivalente y todo por menos de 10 euros. Yo lo recomiendo al 100%. En mi caso suelo usar el mate:

modpodgeCon una brocha como la de la foto aplicamos el Mod Podge. Podemos hacerlo directamente sobre la superficie de la tabla o sobre la superficie del papel con la imagen a transferir. Yo prefiero el último sistema, y lo que hacemos es con la brocha aplicar una generosa capa sobre el texto o imagen, cubriéndolo todo bien:

aplicando modpodgeUna vez bien impregnado el papel de Mod Podge, volteamos el papel y lo colocamos sobre la superficie de la tabla. Inmediatamente debemos aplicar presión uniforme sobre el papel para que nuestra imagen se transfiera correctamente:

rodilloA mí me gusta mucho el rodillito de la foto. Es un rodillo específico para decoupage también de la misma marca que el Mod Podge, pero no me preguntéis donde encontrarlo aquí porque yo lo compré en Michael’s en EEUU y aquí no sé si lo venden. Si no teneis rodillo también se puede usar una espátula de goma para hacer presión (o una tarjeta de crédito caducada que no uséis también sirve):

espatulaUna vez aplicado el transfer se recomienda dejar que seque 24 horas. Hay quién usa pistola de calor para favorecer el secado. A mí me gusta que seque por sí solo. Pasado ese tiempo, con un vaporizador echamos un poco de agua (sin pasarnos) sobre la superficie del transfer:

vaporInmediatamente y antes de que se evapore el agua con un dedo o con una toallita húmeda vamos rascando sobre el transfer con mucho cuidado para no pasarnos y  evitar que nos salte todo por completo:

rascamosHay que tener mucha paciencia, sobretodo si habéis elegido una imagen de gran tamaño o con muchos detallitos ya que es delicado y podría romperse el papel. Et voliá!!!

transferUna vez terminado, con una lija fina lijamos un poco toda la imagen para darle un efecto aún más desgastado, siempre con mucho cuidado   😉 :

lija finalPara terminar siempre me gusta darle una capa de Mod Podge, ya que como barniz nos protegerá nuestro transfer:

capa final MOdEspero que os haya gustado esta técnica. Es sencilla, aunque requiere paciencia   🙂 pero los acabados vintage que podemos conseguir con muy variados.

Y como me encanta ponerme a modificar imágenes, voltearlas y jugar con distintos elementos, aquí os dejo una imagen por si un día os animáis con esta técnica. La tetera es una imagen también libre de la red, y lo que hice es colocar el texto, cenefas y convertirla en una imagen espejo para usarla como transfer. Sólo teneis que colocar el ratón encima de la imagen y con el botón derecho darle a «Guardar imagen como» y colocarla en vuestro Escritorio o en una carpeta.

TETERA ESPEJO copiaEspero haberos dado ideas… Hasta el próximo post!!!

 

Tabla de madera vintage

portada intEn mi último post de donuts al horno con avena utilicé para la sesión fotográfica una preciosa tabla envejecida de estilo vintage tal y como veis en la foto superior. Algunos me habéis preguntado donde la compré, y la respuesta es que no la compré ya que la tuneé yo, así que es de estilo vintage y  handmade. Bien, aquí os dejo el paso a paso de cómo lo hice, creo que os puede servir como idea para tunear otros utensilios como regaderas de jardín, etc. Vamos allá!

Partí de una tabla de madera de cocina para cortar, que en una tienda de chinos del barrio me costó 3.25 euros:

tabla simpleLo primero que hice fue darle una lijadita suave para pulir imperfecciones:

tabla lijadoUna vez lista la superficie empezamos a pintar. Le di a la tabla una capa de pintura base acrílica oscura, color marrón chocolate de la marca Americana ®:

base marronDi dos capas de pintura y la tabla ya estaba lista para seguir trabajando:

tabla marron finalA continuación pasé una vela blanca normal y corriente por los cantos y zonas de la tabla que más me interesaba desgastar una vez pintada por completo:

vela cantosAunque lo he contado en otros otros posts más antiguos, la técnica de la vela permite que una vez lijemos la superficie para dar un efecto envejecido la pintura salte mucho mejor   🙂 .

Luego utilicé un bote de pintura acrílica de Martha Stewart, que he de deciros que NO me gustó. Estoy acostumbrada a trabajar con las fantásticas pinturas de Chalk de secado superrápido y aunque esta de Martha seca relativamente rápido no me gusta la textura ni como cubre las superficies. Compré unos botecitos para probar dado que no me parecieron muy caros y que me gustaron los tonos pastel de la carta de colores, pero la marca Americana ®  que también es acrílica me convence más!

pintura marthaTuve que dar dos capas de pintura a la tabla con secado entre medio, ya que con una quedaba poco tupida… y este fue el resultado:

tabla acrilica martha finalPara terminar de preparar la tabla con una lija fina empecé a lijar los cantos y un poco la superficie, pasando la lija por las zonas donde había untado la vela, de ese modo la pintura acrílica tono crema de Martha Stewart empezó a saltar:

lija blancoAsí conseguí una tabla con un ligero efecto desgastado:

tabla pintura finalUna vez la tabla lista, apliqué una técnica que no había publicado hasta el día de hoy: el método de los transfers.Vendría siendo algo parecido a los chocotransfers pero con tinta ( y no comestible!). En la red hay infinidad de diseños que se pueden utilizar para este fin. Debemos tener en cuenta es que hay que usar una imagen «en espejo» dado que al transferirla a la superficie que deseamos se tiene que ver del derecho. Hay infinidad de imágenes libres en la red, algunas ya invertidas y otras se pueden invertir con un programa de edición de imágenes (yo siempre uso Inskape para Mac). En este caso elegí esta de google con un cake stand y muy apropiada para una tabla de cocina vintage   🙂 , además ya en espejo:

plantilla transferLa imagen está impresa en una hoja blanca A4 corriente, pero lo que sí es una condición INDISPENSABLE para aplicar esta técnica es que debe estar impresa con  una impresora láser. Si lo hacéis con la impresora de chorro de tinta clásica la técnica NO funciona, así que hay que tener en cuenta este detalle. Una vez seleccionada e impresa ya la imagen en espejo recortamos un poco la silueta de la imagen, para facilitar el transfer y eliminar exceso de papel sobrante:

recorte transferUna vez tenemos la imagen recortada la transferí a la tabla. Para hacerlo hay diferentes técnicas. A mí la que más me gusta es la que consiste en usar Mod Podge. Para los que no lo conozcáis es un producto que sirve como pegamento a la vez que como barniz. Existen en el mercado la variedad: mate, satinado y brillante. Además, también sirve para aplicar un transfer! La verdad es que es muy polivalente y todo por menos de 10 euros. Yo lo recomiendo al 100%. En mi caso suelo usar el mate:

modpodgeCon una brocha como la de la foto aplicamos el Mod Podge. Podemos hacerlo directamente sobre la superficie de la tabla o sobre la superficie del papel con la imagen a transferir. Yo prefiero el último sistema, y lo que hacemos es con la brocha aplicar una generosa capa sobre el texto o imagen, cubriéndolo todo bien:

aplicando modpodgeUna vez bien impregnado el papel de Mod Podge, volteamos el papel y lo colocamos sobre la superficie de la tabla. Inmediatamente debemos aplicar presión uniforme sobre el papel para que nuestra imagen se transfiera correctamente:

rodilloA mí me gusta mucho el rodillito de la foto. Es un rodillo específico para decoupage también de la misma marca que el Mod Podge, pero no me preguntéis donde encontrarlo aquí porque yo lo compré en Michael’s en EEUU y aquí no sé si lo venden. Si no teneis rodillo también se puede usar una espátula de goma para hacer presión (o una tarjeta de crédito caducada que no uséis también sirve):

espatulaUna vez aplicado el transfer se recomienda dejar que seque 24 horas. Hay quién usa pistola de calor para favorecer el secado. A mí me gusta que seque por sí solo. Pasado ese tiempo, con un vaporizador echamos un poco de agua (sin pasarnos) sobre la superficie del transfer:

vaporInmediatamente y antes de que se evapore el agua con un dedo o con una toallita húmeda vamos rascando sobre el transfer con mucho cuidado para no pasarnos y  evitar que nos salte todo por completo:

rascamosHay que tener mucha paciencia, sobretodo si habéis elegido una imagen de gran tamaño o con muchos detallitos ya que es delicado y podría romperse el papel. Et voliá!!!

transferUna vez terminado, con una lija fina lijamos un poco toda la imagen para darle un efecto aún más desgastado, siempre con mucho cuidado   😉 :

lija finalPara terminar siempre me gusta darle una capa de Mod Podge, ya que como barniz nos protegerá nuestro transfer:

capa final MOdEspero que os haya gustado esta técnica. Es sencilla, aunque requiere paciencia   🙂 pero los acabados vintage que podemos conseguir con muy variados.

Y como me encanta ponerme a modificar imágenes, voltearlas y jugar con distintos elementos, aquí os dejo una imagen por si un día os animáis con esta técnica. La tetera es una imagen también libre de la red, y lo que hice es colocar el texto, cenefas y convertirla en una imagen espejo para usarla como transfer. Sólo teneis que colocar el ratón encima de la imagen y con el botón derecho darle a «Guardar imagen como» y colocarla en vuestro Escritorio o en una carpeta.

TETERA ESPEJO copiaEspero haberos dado ideas… Hasta el próximo post!!!

 


Imprimir Receta

¿Te gusta esta receta? Compartir con sus amigos!


3 Comentarios

  1. Sandra Gil - 12 enero, 2015, 18:30 -

    Me encantan las fotos de tu blog. El tuto que has colgado es genial, no sabia que era eso del Mogpodge, donde se compra? Es que me encantaría tunearme mis propios cacharros de la cocina para hacer fotos de mis recetas saladas y dulces, y tú te explicas fenomenal siempre . Me ha encantado, felicidades.

    Sandra

    Responder a este comentario
  2. Ingrid - 17 enero, 2015, 19:35 -

    Bueno bueno… me encanta el tutorial! No tenia idea de que esto se pudiera preparar en casa, y mas yo que soy una amante de la fotografía. Me voy a poner manos a la obra. Muchas gracias por el tuto!

    Ingrid

    Responder a este comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2015 Un Dolç Univers. producido por Tenerife Blogger.